Tendencias emergentes para hotelería post COVID-19

A nivel mundial, el sector hotelero debería estar disfrutando de la temporada de vacaciones y verano de mitad y fin de año.

Pero el COVID-19 llegó para cambiarlo todo, afectando considerablemente las cifras de turismo como nunca antes se había visto. Aunque los viajes aún no están regresando a nivel mundial, la ocupación hotelera está aumentando después del cierre en muchos mercados nacionales y de impulso.

A medida que más países comienzan a reabrirse, ¿cómo son los viajes? ¿Cuáles son las nuevas expectativas de los huéspedes? ¿Qué nos dicen las últimas tendencias de datos y reservas sobre la recuperación de la industria?

Aquí hay cinco aspectos principales a considerar para la nueva normalidad de los viajeros:

1. La ocupación va a cambiar muy a menudo

En la era de COVID-19, las tendencias históricas ya no se aplican ya que la ocupación y los ingresos de los hoteles pueden cambiar de una semana a otra.

Una disminución en los viajes grupales, corporativos e internacionales junto con el aumento de las escapadas locales de último minuto hace que sea imperativo para los hoteleros tener acceso a datos completos y prospectivos para comprender realmente el desempeño del mercado local y planificar la recuperación.

2. La ventana de reserva se está reduciendo

Quizás el mayor cambio que está ocurriendo en la industria hotelera desde el bloqueo es la ventana de reserva. Por lo general, los datos de Demand360 muestran la ventana de reserva en cualquier lugar de 0 a 28 días, con centros turísticos y otras ubicaciones de destino más alejadas.

Pero ahora, para los profesionales que monitorean los cambios en el negocio dentro de 90 días, puede ser desconcertante ver que los viajeros de hoy están esperando hasta el último minuto, 0 a 7 días antes de sus viajes, para hacer reservas de hotel. 

Esto se debe en gran parte al COVID-19 y puede tener una gravedad hiperlocal, según las restricciones gubernamentales, las tasas de infección, las medidas de distanciamiento social y otros factores.

3. Utiliza múltiples canales de reserva a tu favor

Depende de los hoteleros maximizar los canales de reserva durante su período pico en el ciclo de compra del consumidor. Por ejemplo, es posible que desee aumentar el personal para administrar un mayor volumen de llamadas entrantes en la ventana de reserva de 0 a 7 días, ya que las reservas directas realizadas en la propiedad son más fuertes en este período, aunque son relevantes en todas las ventanas de reserva.

Para aumentar aún más las reservas en la ventana de 8 a 30 días, las campañas de medios digitales pueden ser muy eficaces para influir en las reservas, además de realizar promociones a través de agencias de viajes online (OTA).

Como hotelero, asegúrate de mantener actualizada la información operativa y los protocolos de seguridad de tu propiedad para que los agentes de viajes y los consumidores tengan los detalles que necesitan para reservar con confianza en todos los canales.

4. Cuida tus tarifas pero considera los valores agregados

Cuando la ocupación del hotel es baja, es una práctica común descontar mucho las tarifas para llenar las habitaciones.

La práctica de aumentar las tarifas a medida que se acerca la fecha de llegada es muy utilizada, ya que las políticas de cancelación se han relajado y los clientes tienen la capacidad de cancelar y volver a reservar a tarifas bajas.

Sin embargo, no significa que sea positiva, es mejor que te mantegas fiel a tu propuesta de valor y agrega incentivos como estacionamiento gratuito, check out sin hora o una bebida de bienvenida.  Esta práctica no necesariamente genera una mayor ocupación, pero cambia las expectativas del cliente sobre cómo serán las tarifas futuras de las habitaciones.

5. Aborda el marketing de COVID-19 como la apertura de un nuevo hotel

Los hoteles atienden a diferentes tipos de huéspedes, pero en este momento, el ocio es la única reserva de segmento importante durante el COVID-19. Si la audiencia principal de una propiedad es un negocio corporativo o de convenciones, es fundamental considerar el marketing para nuevos tipos de audiencias para generar ingresos.

Trate su estrategia de ventas y marketing como la apertura de un nuevo hotel . Tienes que averiguar el tipo de personas que viajan ahora, ¿Son familias? ¿Buscan piscinas? ¿Spa y lujo? Descubre lo que es importante para ellos y adapta tu estrategia de marketing y ventas en torno a ello. Es posible que debas cambiar tu conjunto competitivo por completo. Sé creativo para capturar la demanda.

Para mantener la confianza durante la recuperación de la crisis, considera invertir en tecnología que proporcione más claridad y permita mejores decisiones comerciales en tu mercado.

Las etapas COVID-19 y post,  requerirá paciencia y adaptabilidad, pero tener datos prospectivos específicos para tu área te brindará información sobre lo que está haciendo tu competencia y dónde y cómo las personas reservan em tu hotel.

Estas recomendaciones son dadas por Amadeus Hospitality, un innovador tecnológico que conecta todo el ecosistema de viajes en cada etapa del viaje.

Agregar Cometario